Inteligencia Artificial

¿Beneficio o Riesgo para la humanidad?

Vivimos en el Futuro. El uso de tecnología y herramientas digitales se volvió tan cotidiano que muchas de las actividades que realizamos hoy en día no podrían hacerse sin la ayuda de aparatos electrónicos. ¡El doc. Emmett Brown estaría orgulloso de nosotres!

 

La Inteligencia Artificial ha supuesto un avance en la humanidad, en nuestra forma de actuar, de pensar y de relacionarnos. Sin embargo, la relación que tenemos con la tecnología debe, por lo menos, ser pensada.

 

El término Inteligencia Artificial nace en 1956, de la mano de John McCarthy quien lo usó para designar a ‘la ciencia y el ingenio de hacer máquinas inteligentes, especialmente programas de cómputo inteligentes’. 

 

Existen varios sistemas de IA: uno que piensa como humanos – imitando la toma de decisiones, el aprendizaje y el pensamiento – y otro que actúa como humanos – la robótica es un ejemplo de esta rama de la IA. 

 

Mucha literatura de ciencia ficción, películas y series hablaron de la posibilidad de que se desobedezcan las tres leyes de la robótica de Isaac Asimov:

 

1 Un robot no hará daño a un ser humano 

2 Un robot debe cumplir las órdenes dadas por los seres humanos, a excepción de aquellas que entren en conflicto con la primera ley.

3 Un robot debe proteger su propia existencia en la medida en que esta protección

¿Puede un robot sustituir totalmente la mente humana? No es nuestra intención alarmarnos, pero las pruebas que se hicieron demuestran que eso es factible.

La primera fue entre 1996 y 1997. El ajedrecista campeón del mundo, Garri Kasparov se enfrentó a la supercomputadora Deep Blue. 

A pesar de las expectativas puestas en aquella tecnología puntera, en el primer match Kasparov se impuso a Deep Blue con 3 victorias, 2 empates y una derrota.  Sin embargo, en la siguiente ronda Deep Blue logró vencer al ruso. 

Después del duelo Kasparov-Deep Blue, la inteligencia artificial volvió a reafirmar su superioridad en el año 2016, derrotando al jugador profesional surcoreano de Go, Lee Sedol. La disputa resultó en una victoria de 4-1 a favor de la maquina AlphaGo. 

A pesar de todo, el futurista alemán Gerd Leonhard afirma que “A veces reaccionamos de forma exagerada ante los posibles peligros pero no podemos adentrarnos en el futuro con miedo. Debemos ser cautos, pero abiertos al progreso”. 

 

La mayoría de los investigadores coinciden en decir que están de acuerdo en que es poco probable que una IA superinteligente muestre emociones humanas como el amor o el odio, lo que las llevaría a ser benevolentes o malévolas intencionalmente. 

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Previous Post

¿Quién fué Julieta Lanteri?

Next Post

No es una manada ni son enfermos

Related Posts
Total
0
Share