Inmigrantes Cannábicos

Es común hoy día que alguien en busca de un mejor pasar económico o espiritual piense en emigrar. Para el que tiene en mente ganar dinero, como principales destinos se presentan los países del ´´primer mundo ́ ́ esos con economía estable y moneda fuerte; que permitan ahorrar o al menos llevar una buena calidad de vida. Para el que quiere viajar para alejarse de la monotonía y el stress imagina ir a alguna isla caribeña o a la India a meditar.

En este caso, muchos encuentran la mixtura de ambas cosas en los campos de cultivo de cannabis en California. Un paisaje de bosques y montañas lejos de la civilización. Hasta ahí llegan miles de personas de todo el mundo, que con conocimientos o no sobre el tema y muchas veces solo con una visa de turista, que no permite trabajar legalmente en el país; ellos se suman a esta industria que crece año a año. 

Desde Argentina muchos jóvenes van con la idea de juntar algo de dinero y volver al país a hacer una inversión; otros simplemente quieren viajar y conocer nuevos lugares. Hablamos con algunos jóvenes que trabajaron en la industria del cannabis y nos compartieron su historia. 

Enzo primero fue a trabajar a Miami, y luego de unos meses en el ambiente gastronómico decidió ir hacia California a probar suerte. Una vez ahí dice que le fue fácil conseguir empleo porque tenía recomendaciones. Pero para quien no tenía esta suerte tenía que recurrir a otros métodos. Por ejemplo, dice que es común ver en las estaciones de servicio de la zona, en donde hay cultivos, a los viajantes esperando que alguien que pare a cargar combustible y les ofrezca trabajo. 

Una vez en las granjas hay diferentes áreas, como la de campo donde uno debe regar, fertilizar, montar o desmontar los invernaderos y hasta plantar cannabis. La otra es la del trimming (recortar) en donde uno se encarga de podar los cogollos para después ser pesados; y que por la cantidad que realices en tus horas de trabajo, te paguen. Generalmente el pago es por libra (pound) y por cada una pagan desde 80 a 150 dólares dependiendo del lugar. (una libra son alrededor de 450 gramos)  ́ Cuando empecé hacía una libra por dia hasta que le agarre la mano y hacía 6 o 7´´ cuenta Enzo.

Es algo sacrificado, las horas de trabajo que van desde las 7 de la mañana hasta las 8 de la noche, pero que valen la pena porque en la Argentina nunca podría ganar la misma cantidad de dinero en tan poco tiempo, afirma Florencia. Quien vivió y trabajó en las granjas del condado de Humboldt-California. 

Muchos optan por vivir en carpas en las granjas donde trabajan para ahorrar dinero. Otros, como Florencia, paraban en hoteles donde compartían habitación para reducir costos. ´´La semana en el hotel nos costaba 140 dólares más los gastos de comida que semanalmente no llegaban a los 100 dólares´´

El caso de ella es distinto al de otras personas. ´´En las granjas había familias enteras de latinos´´´padres con sus hijos trabajando durante horas en busca de dinero que les permita vivir; ´´cuando sos soltera y sin hijos los gastos son menores.´´ dice ella. 

Enzo por su parte ya invirtió en Argentina el dinero que ganó, pero volverá a ir porque estando allá dice que sentía libertad. ´´Estar en el bosque y en las montañas te da sensaciones que en una ciudad no podes experimentar.´´ De igual manera, afirma que es algo que solo hará el tiempo de juventud que le quede, y que así también lo piensan muchos que conoció allá. Porque es un trabajo sacrificado en el que no se quieren perpetuar. 

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Post

Batwomen: Inclusión y diversidad forzada

Next Post

En Ushuaia una Mujer Trans y un Hombre se Casaron por Primera Vez en una Iglesia.

Related Posts
Total
0
Share