De occidente a Oriente: cultura pop y reconocimiento al precio que sea

La cultura pop se refiere a lo popular, a lo que puede venderse en masas. Hoy en día tenemos una cultura pop étnicamente diversa. Algunas, más satanizadas que otras. Hablando puntualmente del kpop, la gente se horroriza cuando escucha los procesos de creación de un “grupo de ídolos”. Que consiste en la elección de estos cuando aún son menores, al entrenamiento que están sometidos que puede llegar a durar entre 4 y 8 años, el agrupamiento en el que a cada uno se le otorga un rol, una personalidad que seguir. Luego, una vez que son presentados, deben seguir las reglas impuestas por las productoras; como no tener pareja si no se les autoriza, tener entrevistas guionadas o ponerse solo determinado tipos de prendas al vestirse, entre otras. Pero lo que no se tiene en cuenta es que este modelo está inspirado en el occidente. Muchos grupos como “ The Supremes” o “The Jacksons Five” fueron creados con este método. Y si algo nos enseñó el documental estrenado recientemente sobre el conflicto de Britney Spears sobre en cuanto a la custodia legal, es que en nuestros medios de producción artísticos también existen restricciones y explotación.
Muchxs llaman a las idols como “muñecas de fabrica”, pero no tenemos en cuenta que muchas de las estrellas pop de los 90´s hasta ahora son oprimidas para cumplir el mismo estereotipo de belleza, comportamiento que deben tener las mujeres para ser exitosas.
En “framing Britney Spears” vemos la historia que la ídolo del pop lleva por detrás desde el 2008. Donde se evidencia que ella no cuenta con la capacidad legal para tomar decisiones por su propia cuenta.
Toda la cultura pop que consumimos está creada a través de la premisa del “esfuerzo”, la paciencia y la pérdida de individualidad como medio, y el “reconocimiento” como pago. No importa lo que se pierda o ponga en juego. Antes de seguir criticando a la nueva y diversa cultura pop, miremos y repensemos la estructura que oprime a lxs artistas y que hizo que nos enamoremos de éstos en un principio. Nosotrxs como público podemos ser críticxs y construir un camino en el que la vida personal de lxs artistas no sea capitalizada y devorada por un público que termina por matar su salud psicofísica,

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Post

La Nafta Volvió a Subir

Next Post

Movimientos Sociales Salen a Controlar Precios

Related Posts
Total
0
Share