Mar del Plata: Un boliche la discrimino por su cuerpo

Parece cómico pero el nombre del boliche refleja su pensamiento, ya que a Sofia Elizabeth Ortiz le prohibieron el ingreso al boliche ´´Bruto´´ ubicado en Playa Grande por su aspecto físico.

Una joven tucumana que eligió junto a sus amigas Mar del Plata para vacacionar, denunció a un boliche de Playa Grande por discriminación. Adelantó que radicará la denuncia ante el Inadi cuando regrese a su provincia.

Sofía, de 24 años, llegó con un grupo de seis amigas con quienes había arribado desde Tucumán. Sin embargo, pese a que a sus amigas les permitían el ingreso al bar -que ya habían reservado previamente un espacio en el marco de las limitaciones por la pandemia- a ella mediante excusas le impedían el paso.

“Fueron una cantidad de factores que demuestran es que había una excusa discriminatoria en relación a su aspecto físico, lo que llamamos gordofobia“

¿Cómo interviene el Inadi ante este tipo de casos? El Inadi tiene un rol fundamental en lo que es la protección de la víctima contra la discriminación. Tiene facultades para intervenir y dependiendo de la voluntad de la víctima y del denunciado se puede generar una gestión de pedido de disculpas, construir una mediación y si las partes no desean abordarla o no se ponen de acuerdo el organismo puede emitir un dictamen donde hace un análisis. Por otro lado, en el marco de posibles procesos judiciales que se inicien sirve como una opinión fundada en relación al hecho que se está discutiendo.

Las excusas fueron variadas contó la joven; que el ingreso era sólo para mayores de edad pero ella tiene 24 años, que no había lugar pese a que seguía ingresando gente e incluso quiso pagar la entrada, lo que no correspondía, ya que habían concurrido con una invitación pero tampoco se lo permitían. Sofía también contó que en un momento llegaron cuatro amigos con quienes iban a compartir la burbuja y los dejaron pasar, pero a ella no.

La situación termina con Sofia y sus amigas saliendo del boliche sin recibir respuestas. “Ellos hacen oídos sordos y no les importó, es más, me parece que lo toman como publicidad para el boliche. Yo ahora me siento avergonzada cuando voy a la playa y, después de ese día, no volví a ningún boliche”, dijo.

Aun con todo el conocimiento que se tiene hoy día respecto a la discriminación en diferentes aspectos es increíble que sigan ocurriendo casos tan desagradables como estos. Ojala el establecimiento reciba las sanciones pertinentes al caso y Sofia una disculpa, que aunque no borrara el mal momento, servirá para promover la tolerancia hacia otro tipo de cuerpos.

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Post

Parte el segundo vuelo a Rusia

Next Post

¿Cuánto cuesta la ropa que llevas puesta?

Related Posts
Total
0
Share