Pornhub y las victimas del consumismo

Pornhub borró el 80% de sus vídeos, pasó de tener 13 millones de videos a solo 3 millones ¿Por qué lo hizo?¿por el incansable pedido de víctimas de que borren videos en los que se explicita su abuso?¿Por qué se dieron cuenta que erotizar la violencia extrema en mujeres y niñas está mal? No, esto sucedió a raíz de una nota del New York Times que sugería ciertos cambios en sus políticas, por lo que Visa y Mastercard decidieron suspender los pagos con esas tarjetas en el sitio.

Esto se desató cuando una madre encontró a su hija de 15 años desaparecida en un centenar de videos pornograficos en la página, luego de una investigación pudieron localizarla y detener a su secuestrador.

Luego una decena de jóvenes en twitter denunciaban que videos donde se explicitaba el abuso que habían sufrido estaban en la página. También relataban cómo había sido el cruel trato con Pornhub tras su pedido de eliminar los videos.

Todo esto se convirtió en una investigación para el New York Times, lo cual se desencadenó en la suspensión de pagos con Visa y Mastercard en el sitio.

A lo que el sitio comunicó es una campaña orquestada por fuerzas conservadoras que quieren prohibir la pornografía, y que “son los mismos que hace 50 años demonizaban a Playboy“.

Al no poder ser constatada la procedencia o/y la legalidad de las acciones que se dan en el contenido de los videos, se borró el 80%. 

Las víctimas de esta desgracias triunfaron. Pero no porque ellas sean merecedoras de esto, no porque puedan decidir sobre su cuerpo, su imagen y la difusión de la misma. Ganaron porque se les tocó el bolsillo, porque esas 3.500 millones de visitas diarias se mantienen con esas reglas.

No se trata de demonizar el contenido pornográfico, se trata de educarnos para poder entender y disfrutar de esa fantasía que nos proponen y de re-pensar nuestros consumos, de ver y preocuparnos por los modos e involucradxs en la creación del contenido, y cómo afecta la representación de lo que vemos a nuestro imaginario, al de nuestrxs pares, hijxs y lxs que están por venir, para poder disfrutar de manera responsable y sin dañar a un otrx.

Total
0
Shares
Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Previous Post

¿Quién fue el gauchito gil?: El gran mito y relatos

Next Post

La marea verde se afianza en chile: El 13 de Enero se debatirá el aborto

Related Posts
Total
0
Share